Hospicio Cabañas

Hospicio Cabañas

El Hospicio Cabañas es definitivamente un sitio obligado de visita. Solo la riqueza arquitectónica del edificio hace que valga la pena la visita al Centro Cultural Cabañas, el cual es su nombre oficial. Sus dimensiones, la sencillez de los trazos y la armonía con las que se combinan espacios cerrados y al aire libre, le han valido ser considerado como una de las muestras más importantes de la arquitectura neoclásicica en México.

Debe su nombre a Juan Cruz Ruiz de Cabañas, quien fue obispo de la diócesis de  Guadalajara y quien ordenó su construcción. Este edificio es la obra maestra del arquitecto mexicano Manuel Tolsá y fue construido entre 1805 y 1845, originalmente un orfanato llamado “Casa de la misericordia”, el edificio tambien ha servido como hospital.

A finales de 1937 por invitación de el Gobierno del Estado de Jalsico, José Clemente Orozxo, el más complejo de los muralistas mexicanos, llegó al Hospicio Cabañas a pintar la antigua capilla, sin saber que se convertiría una de las piezas más importantes de arte en el país. A través de los años, Orozco pintó 53 muros, la bóveda y cúpula de la capilla. En estos murales expresa varios momentos de la historia de México abordando la conquista, la colonia y los tiempos modernos. En los murales, Orozco interpretó la vida prehispánica, el choque cultural entre los indígenas y españoles; así mismo también abordó la fundación de Guadalajara y tocó escenas de la trágica realidad contemporánea. Los murales no estarían completos si no fuera por el “Hombre en Llamas“, pintado en la cúpula principal del edificio a 27 metros  altura, donde se aprecia una figura humana envuelta en fuego, la cual muchos consideran que, junto a las cuatro que le rodean, significa los cuatro elementos de la naturaleza; pero para otros podría representar la metáfora de la mitológica Ave Fénix.

Después de una intensa restauración en los años ochentas, el edificio fue reabierto como Instituto Cultural Cabañas y dedicado a la promoción y difusión cultural. Actualmente el gigantesco edificio cuenta con 23 patios, 106 cuartos, 72 pasillos, y dos capillas, en una superficie total de 23,447.90 m².

Ademas de las obras de José Clemente Orozco, el Instituto Cultural Cabañas alberga otros acerbos  entre los que destacan las obras de Mathias Goeritz y la colección del pueblo de Jalisco, conformada por pinturas y esculturas de artistas jaliscienses. Además en este lugar se realizan importantes exposiciones temporales de pintura, escultura y fotografía, que complementan la rica experiencia artística que este sitio ofrece. Para los mas jovenes, existe una sala lúdica para niños y jovenes en donde se ofrecen talleres que buscan acercar a este publico al arte de una manera divertida.  Para académicos, estudiantes y publico en general interesados en indagar más sobre el arte, los muros del Centro Cultural Cabañas tambien albergan un biblioteca de artes y museografía, con ejemplares relacionados con estilos, escuelas y corrientes artísticas en sus diferentes disciplinas.

Deja un comentario